in

¡No lo tires! Conserva los alimentos por más tiempo

Te damos 9 datos que SEGURO no conocías.

Un estudio indica que en Argentina se tiran aproximadamente 16 millones de toneladas de comida anualmente. Considerando que mucha gente no puede acceder a una alimentación básica, hay diferentes programas e iniciativas de concientización para evitar el desperdicio. Sin embargo, los grandes cambios comienzan con pequeñísimos pasos y en casa. ¿Cuántas veces lamentaste tirar una bolsa de frutas casi sin tocar porque se pudrió enseguida? ¿O te fuiste de vacaciones con un cartón de leche abierto que hubo que vaciar en la pileta antes de salir? Te vamos a dar unos tips para que te asegures de que lo que compres, lo consumas antes de que sea tarde.

1. Congelá la leche

NYMag

Puede sonar raro y no es lo ideal, pero siguiendo algunas reglas sencillas se puede congelar la leche para no tener que desecharla por ejemplo, si te vas de vacaciones. Antes que nada pasála a una botella esterilizada y no la llenes hasta el tope porque al congelarse, su tamaño aumenta. También podes congelarla en bolsas selladas o cubeteras y usarla para sopas, puré y preparaciones diferentes. Al descongelarla hacelo en la heladera: nunca a temperatura ambiente. La textura y el sabor pueden cambiar, pero en una comida no lo vas a notar.

Leé también  12 bares únicos de Buenos Aires para compartir con personas únicas

2. Congelá las yemas de huevo

© datruckk

Si usaste sólo las claras y te sobraron yemas, no las tires: congelálas con una pequeña cantidad de sal o azúcar en una cubetera y usalas en una próxima receta.

3. Sobras de salsa

http://wearenotfoodies.com/

Si te sobró salsa no la tires (ni la dejes dos semanas divirtiéndose en un tupper). Congelála en bolsas herméticas identificadas con nombre y fecha de guardado y consumilas dentro de los tres meses de su elaboración. También podes hacerlo en porciones individuales para que al descongelarlas, no corras riesgo de volver a excederte de cantidad.

Leé también  Las 30 frutas exóticas más hermosas del mundo

4. Basta de lechuga marchita

© windycity_pizza

Una vez que compras lechuga, lavala, secala y envolvela en servilletas de papel o rollo de cocina para evitar que se deterioren, marchiten o pierdan su textura original.

5. Guardá manzanas por meses

© USApples

Las manzanas suelen durar frescas más tiempo que otras frutas y guardándolas en la heladera, pueden durar meses sin pudrirse. Aseguráte que ninguna esté en mal estado (una manzana podrida pudre al resto, real) y que estén lejos de las cebollas que pueden acelerar su descomposición.

6. Zanahorias en arena

© The52WeekGarden

Este puede sonar un poco raro pero es común entre aquellos que cultivan sus verduras en casa y te puede ayudar mucho si haces una compra por bolsón: la arena ayuda a conservarlas secas y lejos de la humedad que las hace pudrirse.

Leé también  9 comidas españolas para amar u odiar

7. Guardá bien el queso crema

© lifeaspire.com

Una vez abierto, guardá el queso crema en la heladera con la tapa hacia abajo: al evitar el aire que queda entre el producto y la tapa evitas que aparezcan las bacterias que lo hacen enmohecerse mucho antes de su fecha de vencimiento.

8. Guardá las cebollas de verdeo como si fueran flores

© lifeaspire.com

Guarda las cebollas de verdeo en un vaso con agua para que duren mucho más tiempo (y conserven mejor su sabor).

9. La miel y las hierbas, en frascos de vidrio.

Craving Yellow

La miel es el único alimento que no tiene fecha de vencimiento s está bien guardada. Al igual que las hierbas para que se conserven frescas, es preferible guardarlas en un frasco de vidrio con tapa esterilizado.

¿Tenés algún truco para conservar los alimentos y evitar desperdiciar? ¡Compartilo en los comentarios!

Fuente: Genial, Clarin

Mira a estos diez niños genio haciendo lo que mejor saben hacer

Transforman las películas de Tarantino en novelas pulp