in

La mamá de 98 años se mudó con el hijo de 80 para cuidarlo

Tom empezó a sentirse mal y tuvo que mudarse a un hogar para mayores. Su máma, 18 años mayor, decidió irse a vivir con él.

No importa la edad, nunca dejas de ser madre“, comentó Ada Keating, a sus 98 años.

Ada se ha mudado a una residencia de Liverpool para cuidar de su hijo Tom, de 80 años. Según informa La Vanguardia, Tom necesita cuidados especiales y mucha atención y ella ya no se los podía dar en su casa.

“Todos los días voy a la habitación de Tom a darle los buenos días y las buenas noches. Cuando salgo a la peluquería, él está pendiente de mi regreso y cuando vuelvo me recibe siempre con los brazos abiertos para darme un abrazo. No importa la edad, nunca dejas de ser mamá”

“Estoy feliz de ver a mi madre todos los días ahora que ella vive aquí. Ella es muy buena cuidando de mí”, cuenta Tom agradecido.

15 padres que se pasaron de creativos peinando a sus hijos

18 imágenes que no vas a poder ver sin quedarte paralizado por el miedo y la impresión