in

Aprende a identificar los cosméticos truchos de los reales 💄

¡Que no te engañen!

Cada vez encontramos más cosméticos de imitación dando vueltas y si bien no son una mala opción para ciertos productos, tene en cuenta que muchas de estas réplicas no están aprobadas por la ANMAT , pueden llegar a ser riesgosas para la salud de tu piel, no necesariamente son hipoalergénicos y sobre todo, no deberían costar lo mismo que un original porque no lo son. Hay varias formas de darse cuenta si son falsificaciones o no antes de comprar:

Textura, intensidad del color y uniformidad

© womanonly

En sombras y polvos compactos, una buena forma de asegurarse que sean originales es prestar atención a la intensidad del color, si la textura es uniforme o tiene irregularidades y si son demasiado polvorientas: si este es el caso, probablemente sean falsas y de calidad mucho más baja.

Mirá también  11 prendas para solucionar el "no sé qué ponerme" sin gastar un sueldo entero

Empaque perfecto

© eos-cosmetic

Las marcas suelen esforzarse mucho en que los empaques cierren bien para evitar contaminación en los productos: si vez que en vez de cerrar ergonómicamente están hechas más a presión o al ras, desconfiá.

Código de barras

© play-market

Puede ser una fiaca chequearlos en Google o con una app, pero ante la duda mejor hacerlo que pagar por algo que no es lo que esperabas.

Página oficial — atención a los detalles

© vika-pavlyuk/depositphotos

Una buena forma de saber si algo es original o no es chequear en la página oficial si el color que te están ofreciendo aparece como variante en la página: si no está en la página, probablemente sea trucho.

Mirá también  23 cortes y peinados que te van a convencer de usar el pelo corto

Calidad de las impresiones

© Марина Тумовская/womanwiki

¿Notas imágenes o letras medio borrosas, colores raros o desprolijidad? entonces probablemente estés viendo una réplica.

Número de serie

© nailpolishayaska

Si no tiene número de serie en algún lugar del empaque…es falso.

Calidad del packaging

© nailpolishayaska

Si están chuecas las líneas de la caja, se llega a ver el pegamento, o no tienen la forma perfecta que deberían tener, es muy probable que se trate de una réplica.

Idioma en el empaque

© belleblushh

Una marca europea no va a tener letras en otro idioma a menos que sea en la sección de instrucciones en diferentes lenguas.

Mirá también  Los morochos de ojos claros son los más lindos y estos 13 famosos actores lo demuestran

Stickers con información

© olgablik

En las marcas originales, un producto no pasa el control de calidad si sus stickers no están libres de burbujas y sin daños antes de salir a la venta. Aquellas que se despliegan con instrucciones siempre son originales, y eso es una buena forma de asegurarse.

Precios ridículos

© koreadepart

Salvo que se trate de alguna oferta en la página oficial, cualquier producto de reventa que ofrezca un precio bajísimo es razón suficiente para desconfiar: ¿Cuál sería la ganancia del revendedor si lo vende a la mitad del precio real del producto?

¿Alguna vez te pasó de encontrarte con estas réplicas? ¿Tenes algún tip extra para diferenciarlas?

Fuente: Genial

“Forra del orto”, un texto eliminado por Facebook que se hizo viral hace 2 años y sigue muy vigente

Conoce a Cedric Grolet, el repostero que la rompe en Instagram