in

4 momentos en los que te vendría bárbaro que te persiga la Nube Refrescante de 7Up

Hay momentos en los que el calor nos sobrepasa, nos agobia y no nos deja pensar en otra cosa que no sea en algo refrescante. Para eso, la Nube Refrescante de 7Up sería la salvación. Mirá de qué se trata.

7Up sabe muy bien que el verano no siempre es sinónimo de playa y tragos dentro de cocos. Para algunas personas, las temperaturas extremas pueden ser un bajón. Por eso, creó la Nube Refrescante, un invento que junto a una 7Up helada nos aporta la refrescancia que tanto necesitamos. Para todos estos momentos, ¡qué bienvenida sería esta nube!

1. Cuando tenés que ir a trabajar con 30 grados a microcentro vestido como si hicieran 10.

Si en tu trabajo no registraron la fecha ni que ya estamos alcanzando temperaturas aptas para cocinar un huevo sobre el asfalto y te pidieron que vayas con el uniforme de camisa de mangas largas menos amigable para el calor…¡Que te persiga la nube! (Y que persiga al que no te dejó ir vestido más acorde al clima, a ver si le refresca la empatía…)

Leé también  Los eventos históricos más vistos por televisión (hasta ahora)

2. Cuando te la pasás viendo piletas en Instagram y la única que tenés cerca está llena de platos sucios.

Si estás transpirando sólo de scrollear pileta tras pileta en tu Instagram y pensando en qué rincón de tu monoambiente podrías instalar una pelopincho austera: tranquilo, no es nada que la Nube Refrescante no pueda resolver.

3. Cuando tenés que viajar en transporte público en hora pico y con temperaturas abrumadoras.

El subte en hora pico, especialmente en verano, puede ser el reemplazo perfecto para esa promoción de descuento en el Spa con sauna húmedo que dejaste pasar. Ni hablar del colectivo con las ventanas fijas listas para que los rayos del sol te peguen directo en la cara durante todo el recorrido. ¿No sería hermoso que al bajar la vida te recompense con una refrescadita amable en forma de nube? Sabemos que sí.

Leé también  4 tortas locas para impresionar a tus amigos y levantar cualquier fiesta

4. Cuando esa primera cita tan esperada tiene lugar durante una noche cálida de enero en un restaurante étnico con más condimentos que ventilación.

Lograste superar el qué ponerte para no llegar al encuentro como si salieras del gimnasio, le pusiste más ganas al desodorante que a terminar la carrera y finalmente llegás al lugar de la cita: un restaurante indio con comidas calientes y que pican más que el poliéster. Si le sumamos los nervios, el clima y la vergüenza de las preguntas que ya sabías muy bien que no debías hacer en la primera cita e igual se te escaparon, la única forma de recuperar la frescura para el coqueteo que estás buscando sería ser rociado por la Nube Refrescante. No queda otra.

Lección 9: Cómo medir e interactuar con tu audiencia

Cómo la tecnología te puede ayudar a sobrevivir el verano