in

17 tatuajes que te van a hacer entender el amor incondicional de los seres humanos a las alcachofas

Hay miles de personas en el mundo que aman incondicionalmente a esta planta comestible. Y cuando decimos “incodicionalmente”, nos referimos a que llevan su amor en la piel.

¿Por qué amamos a las alcachofas?

La alcachofa (o alcaucil) es, según los que saben, la flor más sana de todas. Crece de la planta “Cynara cardunculus” y alcanzó un curioso éxito entre las preferencias gastronómicas de toda una generación.Entre las virtudes que podemos enumerar, está el hecho de que ayuda a reducir el “colesterol malo”, aumentar el “bueno”, ayudar en la digestión y los problemas hepáticos (regula el estreñimiento y la diarrea, alivia la acidez y se usa para tratar la anemia, la diabetes y hasta la artritis o los cálculos en la vesícula), y funcionar como diurético natural (¡ayuda a adelgazar!).

Contiene hierro, fósforo, manganeso, magnesio, calcio, potasio, sodio y cobre; y vitaminas A, B1, B2, B6, y C. Hay quienes sostienen que sirve para aliviar los síntomas de la resaca. Y por si fuera poco, bien preparada consigue un delicioso sabor.Pero con la alcachofa no sólo se preparan platos geniales, sino también se fabrican exquisitas bebidas como el aperitivo italiano Cynar (elaborado con alcachofas y otras 13 hierbas), la cerveza artesanal Badum, o el té de alcachofas.
Por todas estas curiosidades y beneficios hasta Amélie las tuvo en cuenta (“al menos usted nunca será una hortaliza porque hasta las alcachofas tienen corazón“) y es también por estas cosas que consiguió una larga lista de fieles seguidores a lo largo y ancho del mundo.
Tan fieles que decidieron hacerse varios de los tatuajes más increíbles:

Leé también  9 platos típicos de bodas alrededor del mundo

1 ¡Alcachofa corazón!

1. ¡Alcachofa corazón!Más de uno eligió la frase de Amélie para llevarla en la piel hasta el fin de los días. Sin dudas tener tatuada una alcachofa tiene que ser un muy buen pie para conversaciones geniales…

2 La alcachofa que todo lo cura

2. La alcachofa que todo lo cura¡Doble mención para esta fanática de las alcachofas que se tatuó una para cubrir un tatuaje anterior en la zona del corazón! ¿Será también sirve para curar el mal de amores?

3 El cheff hawaiano y las alcachofas de la infancia

3. El cheff hawaiano y las alcachofas de la infanciaEl cheff Jeff Scheer nació en Athens (Ohio) y hoy trabaja en Maui, Hawaii. Tiene un tatuaje de alcachofas porque de chiquito en su casa se comían en situaciones especiales, así que hoy, varios años después, la alcachofa lo hace volver a las comidas de la infancia. “Cuando estás en la granja, rodeado de alcachofas, esto te llena con una especie de tranquilidad, y todo el estrés se va”, dice emocionado.

Leé también  8 recetas de café frío para pasar todo el verano despierto

4 Siempre hay alguien más loco que uno

4. Siempre hay alguien más loco que unoNo sólo que se hizo una alcachofa que dice “FAMILY”, sino que además… se la tatuó él mismo.

5 “La dolce vita”

5. Cada uno entiende “la dolce vita” como más “le piace”.

6 Corazón de alcachofas

6. Corazón de alcachofasSiempre hay uno que lleva la simbología del asunto un paso más allá.
¡Que vivan la diversidad, los tatuajes y las alcachofas!

7 La alcachofa mutante

7. La alcachofa mutanteA mi no me queda tan claro, pero ella dice que es una alcachofa, así que le creemos…

Leé también  6 tipos de picadas para disfrutar con cada grupo de amigos

8 La Alcachofschka

8. La AlcachofschkaUna mamuschka con una alcachofa con un corazón.

9 Una frutilla y una alcachofa

9. Una frutilla y una alcachofaTodo lo que quieren las wachas.

10 Una alcachofa bajo la noche estrellada

10. Una alcachofa bajo la noche estrellada

11 Calaveras y alcachofitas

11. Calaveras y alcachofitas

12 Una alcachofa que está que explota

12. Una alcachofa que está que explota

13 Una alcachofa sin límites

13. Una alcachofa sin límitesNo importa qué tanto amemos a la alcachofa, hay que saber cuándo parar.

14 Sos lo que comés (¡y lo que te tatuás!)

14. Sos lo que comés (¡y lo que te tatuás!)

15 “¡Al final era un alcaucil!”

15. “¡Al final era un alcaucil!” dice la tatuada en Flickr. Y remata con un “¡Que tristeza!”. Muy raro todo.

16 Son todos falsos menos uno

16. Son todos falsos menos uno…el de la alcachofa, claro está.

17 La alcachofa sagrada

17. La alcachofa sagradaQue más vale decirle que le quedó muy lindo, porque con el brazo que tiene, es preferible no hacerlo enojar…

8 momentos dramáticos del cine que hubiesen sido más fáciles con un trago en la mano

8 gadgets y apps que no te pueden faltar si querés convertirte en un espía