in

15 cosas que sólo un diseñador podría entender

Sólo un diseñador entendería el odio visceral que puede generar una imagen como esta.

Sólo un diseñador entendería el odio visceral que puede generar una imagen como esta.

Porque todo diseñador entiende que los pixels no son sólo cuadraditos de colores, sino que pueden comunicar mucho más.

Porque todo diseñador entiende que los pixels no son sólo cuadraditos de colores, sino que pueden comunicar mucho más.

Los diseñadores son una raza aparte y viven en un mundo que muchas veces sólo ellos entienden.

Por eso a continuación hay cosas que sólo un verdadero diseñador gráfico podría entender…

1 Esa sensación que despierta el Photoshop cuando deja de responder y te das cuenta de que estuviste trabajando por más de dos horas sin guardar ningún cambio.

1. Esa sensación que despierta el Photoshop cuando deja de responder y te das cuenta de que estuviste trabajando por más de dos horas sin guardar ningún cambio.

2 La desesperación que causa ver cualquier pan de texto mal justificado.

2. La desesperación que causa ver cualquier pan de texto mal justificado.

3 Las horas que pasas buscando una tipografía “con globitos o animalitos” para la invitación del cumpleañitos del hijo de un amigo.

3. Las horas que pasas buscando una tipografía

4 El espacio sagrado que representa tu escritorio y que nadie más parece entender cuando te lo desordenan o cambian de lugar cualquier elemento sin permiso.

4. El espacio sagrado que representa tu escritorio y que nadie más parece entender cuando te lo desordenan o cambian de lugar cualquier elemento sin permiso.

5 El mal interletrado que te desvela.

5. El mal interletrado que te desvela.

6 Los lápices inusables que nunca tirás.

6. Los lápices inusables que nunca tirás.

7 Y los consiguientes restos de goma. Por todos lados. Siempre.

7. Y los consiguientes restos de goma. Por todos lados. Siempre.

8 El momento de salir a buscar trabajo y hacer valer todos tus conocimientos.

8. El momento de salir a buscar trabajo y hacer valer todos tus conocimientos.

9 La obsesión por el orden y por los colores que a veces llega demasiado lejos.

9. La obsesión por el orden y por los colores que a veces llega demasiado lejos.

10 El placer de bocetar.

10. El placer de bocetar.

11 El concepto de infinito que se representa cada vez que exportas un archivo.

11. El concepto de infinito que se representa cada vez que exportas un archivo.

12 Tu razonamiento literalmente gráfico.

12. Tu razonamiento literalmente gráfico.

13 La temida frase: “Está todo muy lindo, pero podríamos agrandar el logo?”

13. La temida frase:

14 Ese momento en que alguien que NO es diseñador, te pide opinión sobre su último diseño.

14. Ese momento en que alguien que NO es diseñador, te pide opinión sobre su último diseño.

15 Y por último, la gente que no entiende que el monitor no se toca. NO – SE – TO – CA.

¿En qué barrio de Buenos Aires deberías vivir realmente?

12 bares únicos de Buenos Aires para compartir con personas únicas