in

10 trucos psicológicos para dejar de comer como si no hubiese un mañana

Claramente el cerebro es lo más poderoso que tiene el ser humano, y es hora de que lo uses para lucir tu cuerpito sano en el verano.

1 Usá platos más chicos

1. Usá platos más chicosAsí una porción chica de comida no va a parecer tan chica y va a producir un efecto de satisfacción distitno.

2 Los snacks comelos con tu mano “inhábil”

2. Los snacks comelos con tu mano De esta forma vas a lograr comer un 20% menos.

3 Usa vasos finos y largos

3. Usa vasos finos y largosSiempre y cuando estés tomando gaseosa, de esta forma vas a sentir que estas tomando más cuando en realidad tomas menos.

4 Poné espejos en la cocina

4. Poné espejos en la cocinaVa a hacer que tu autoestima se eleve y te fijes más en la comida sana.

Leé también  15 invenciones futuristas que dan bastante miedo

5 Mastica chicle frutal cuando tengas mucho hambre

5. Mastica chicle frutal cuando tengas mucho hambreYa que el chicle frutal disminuye las ganas de comer.

6 Come más lento

6. Come más lentoVas a lograr satisfacerte antes de terminarte las porciones enteras.

7 Compra platos y bowls rojos

7. Compra platos y bowls rojosEl rojo le da a nuestro cerebro la idea de “hasta acá”, por eso se supone que vas a comer menos en un plato rojo que en uno de cualquier otro color.

8 Apaga la televisión mientras estés comiendo

8. Apaga la televisión mientras estés comiendoEstá comprobado que comes menos cuando no tenes distracciones como la televisión.

Leé también  ¿Te imaginás cómo sería oler los colores y saborear la música?

9 Sacale fotos a las comidas grasas

9. Sacale fotos a las comidas grasasPero no para subirlas a instagram, se supone que mirando las fotos de la cantidad de comida no saludable que comes vas a lograr comer menos.

10 Evita la variedad a la hora de comer

10. Evita la variedad a la hora de comerEs más probable que comas mucho más cuando tenes servido “un poquito de cada cosa”, evita tanta variedad.

Para que no te sientas tan inútil, 11 partes de tu cuerpo que no sirven para absolutamente nada

11 dudas existenciales que no te van a dejar dormir