in

10 lugares para comer barato y bien en Buenos Aires

En orden alfabético, sin repetir y sin soplar, los diez boliches baratos para masticar con ganas en Buenos Aires.

1.- Angelito (Villa Crespo)

Pizza al molde, minutas y no pidas mucho más, pero a precios de la década pasada. No se cobra por dejar el auto en la calle como en Palermo.Más info…

2.- Asia Oriental (Barrio Chino, Belgrano)

En realidad Asia Oriental se llama el supermercado que está sobre la calle Mendoza. Dentro, del lado izquierdo hay una barra para comer rápido, estilo fast-food oriental. Se come barato si vas de a dos así compartís plato. De a uno también es barato pero reventás de exceso. Más info…

3.- Café Paulín

Es uno de los más conocidos boliches para comer algo al medio día en el microcentro porteño. Caótico, ruidoso, poco espacio, pero sacan milanesas, tortillas, y platos del día que no los supera casi nadie. Compite cabeza a cabeza con El Buen Libro (está a un par de cuadras). Más info…

Mirá también  5 recetas para pasarte la vida entera comiendo palta 🥑

4.- Chifa Man San (San Telmo)

Medio peruano medio chino de baja categoría a muy buenos precios en la zona de Independencia y Perú. Mi preferido para comer algo antes de tomar cerveza en Gibraltar. Más info…

5.- Demashk (Palermo nuevo)

Cueva de 3 metros de ancho por 6 de fondo con casi lugar inexistente para sentarse (salvo una barra y algunas sillas afuera) que vende comida árabe a precio marginal. Se come muy barato y es ideal para ir a buscar y bajonear en casa. Más info…

6.- El Nuevo Rayo (Boedo)

Bolichito especializado en guisos de temporada, milanesas napolitanas magníficas, algo de parrilla y mucho amor por la comida casera. La napolitana es para compartir SI o SI. Más info…

Mirá también  Convertite en el héroe de la noche, convertite en Barman

7.- La Nueva Rural (Montserrat)

Uno de mis antros preferidos para comer barato. Iba muy seguido cuando trabajaba en el centro. A pocas cuadras del obelisco, son los fabricantes del famoso Americano de RoastBeef (Rosbif, como le dicen ellos). Hay que ir pensando que la limpieza y la estética son cosas del pasado. Se puede pedir para llevar. Más info…

8.- La Posta de Floresta

Cuando me mudé a Floresta pensé que iba a caer muerto con la oferta gastronómica y resultó ser que, a 4 cuadras de casa, tenía una de las pizzerías barriales con mejor pizza que había probado en mucho tiempo. De estilo medio-molde (ni piedra ni alta) hacen una excelente pizza a un precio bajo la muzza, anchoas o de cancha y va subiendo según pidas con más potencia. Más info…

Mirá también  Crea tortas y postres con medidas matemáticamente correctas y no hay chance de que no quieras…

9.- Modurang (Floresta)

También en mi barro hay muchos restaurantes coreanos. De todos uno que me encantó fue Modurang. Por fuera es una casa, sí, así tal cual, una casa que no dice nada. Ni nombre ni nada. Por dentro es una casa llena de sillas con comida coreana a buen precio (es para comer MUCHO). Más info…

10.- Santito’s (Ciudadela)

¿Por qué me iría a comer hasta Ciudadela? Porque hay una esquina cerca del acceso oeste donde se come como en la casa de la abuela, porciones asquerosamente grandes, precios módicos, gaseosa de litro, atención a las corridas, la tele con el partidito de fútbol y el quilombo típico de un bolichongo de barrio. Más info…

8 gadgets y apps que no te pueden faltar si querés convertirte en un espía

12 cosas que todas las personas despistadas vivieron alguna vez